La Brújula

 

15/07/2011

 

Instalarán en Calahorra contenedores marrones, exclusivos para residuos orgánicos

foto de la noticia
El alcalde y el Director General de Calidad Ambiental muestran el contenedor, el cubo doméstico y las bolsas para basura orgánica

 

LA BRÚJULA 15-7-2011
Calahorra es una de las siete localidades riojabajeñas elegidas para desarrollar un proyecto piloto de recogida selectiva de residuos cien por cien orgánicos.

Este proyecto fue presentado ayer en el Ayuntamiento por el Alcalde, Javier Pagola; la Concejal de Hacienda y Limpieza, Lucía Herce, y el Director General de Calidad Ambiental, José María Infante. Este último dijo que se trata de que los vecinos colaboren depositando aparte, en un cubo específico y con una bolsa de basura biodegradable, todos los restos exclusivamente orgánicos que generen en el hogar; fundamentalmente restos de comida, papel y residuos vegetales.
De esta manera se pretende conseguir un volumen de basura que sea reciclable al cien por cien mediante compostación para su posterior utilización como fertilizante en explotaciones agrícolas o forestales.

Según explicó Infante, el compost procedente del tratamiento de los residuos sólidos urbanos que se depositan en el contenedor verde contienen hasta un 16 por ciento de materiales rechazables que no son biodegradables y que en menor número aparecen mezclados con el compost, lo que origina una falta de aceptación del producto entre los cultivadores. Así pues, se trata de conseguir la mayor cantidad posible de basura orgánica para que uno de los colectores del Ecoparque (en el que se procesa toda la basura de La Rioja) se dedique exclusivamente a compostación de producto cien por cien orgánico.

El proyecto se realizará en Rincón de Soto, Padejón, Galilea, Corera, Murillo de Río Leza y Alcanadre; pero se necesitaba también una población de mayor entidad para verificar la aceptación de esta retirada selectiva. Así, en Calahorra se implantará también este sistema pero no en toda la población.
Se colocarán 28 contenedores marrones de 360 litros de capacidad a lo largo de la calle Bebricio hasta el Sector B5 y zona oeste de la ciudad. Estos contenedores serán de 240 litros en el resto de las poblaciones y se instalarán a partir del sábado, día 16 de julio, durante 18 meses, que será el tiempo que dure la experiencia piloto. En invierno, los contenedores serán recogidos los lunes, miércoles y sábados, mientras que en verano, además de estos días, el camión de recogida pasará también los jueves por la tarde.

Paralelamente, a 7.700 hogares de la comarca, de los que 2.700 serán de Calahorra, se les proporcionarán pequeños cubos domésticos de basura con bolsas especificas y biodegradables (hechas de fibra de maíz) en los que separar los restos orgánicos que después irán al contenedor marrón.

Para informar de su utilización, habrá reuniones de una hora de duración en el colegio Aurelio Prudencio a las que se convoca a los vecinos. Serán el día 16 de julio a las 10,30, 11,30 y 12,30 de la mañana y el 18 de julio a las 7, 8 y 9 de la tarde.
A todos los asistentes se les proporcionará el cubo doméstico y sus bolsas que también se distribuirán mediante un servicio de difusión puerta a puerta y en puntos de información que se pondrán en las calles.

Para Javier Pagola esta es una nueva oportunidad para que Calahorra siga demostrando que es una ciudad comprometida con el reciclaje, como lo revelan los datos de utilización de contenedores de recuperación que ponen a la ciudad a la cabeza de las que más conciencia ciudadana tienen en este sentido y de la que el alcalde ha dicho sentirse orgulloso.

El Director General de Calidad Ambiental ha comentado que el contenedor exclusivo de orgánicos está ya muy extendido en la comunidad catalana y ha mostrado su intención de difundir próximamente este sistema de separación selectiva entre los que más cantidad de residuos orgánicos producen como son supermercados, almacenes de frutas y verduras, restaurantes, etc.

Según los datos ofrecidos por José María Infante la media de producción de residuos en nuestra comunidad está en unos 400 kilos por habitante y año. De ese peso, la mayor parte está constituido por material orgánico compostable que puede ser aprovechado en agricultura y silvicultura.


 

 

Volver

 

 

© La Brújula de Calahorra S.L. Todos los derechos reservados.